fbpx

Invisalign para niños: Ortodoncia invisible

Invisalign para niños: Ortodoncia invisible

El término hace referencia a un tipo de tratamiento de ortodoncia invisible especialmente pensada para niños con dentición mixta, es decir, aquellos que ya cuentan con dientes permanentes, pero aún conservan dientes de leche. Este tratamiento se utilizará, normalmente, en niños de entre 6 y 10 años. A este periodo se le conoce como fase de ortodoncia interceptiva o funcional. La adaptación del tratamiento Invisalign a las características dentales de los más pequeños es esencial para un correcto desarrollo del tratamiento de ortodoncia.

Invisalign First está diseñado teniendo en cuenta que los niños cuentan con coronas clínicas más cortas, además de dientes en erupción y unas arcadas aún en desarrollo. El hecho de que las estructuras orales aún estén en formación nos permite corregir y moldear la boca de los más pequeños para obtener mejores resultados en el futuro.

Al igual que el tratamiento de ortodoncia invisible en adultos, este tipo de ortodoncia utiliza unos alineadores transparentes de aproximadamente 1 mm de grosor que aplican una fuerza constante en los dientes de los más pequeños para corregir su posicionamiento. El tratamiento tiene una duración de entre 6 y 18 meses, aunque dependerá del diagnóstico de cada paciente. A diferencia de la ortodoncia invisible en adultos, estos alineadores cuentan, además, con compensadores de erupción (espacios pensados para permitir la erupción de los dientes y corregir su posición) y precisión wings (un tratamiento ortopédico que corrige los problemas de oclusión).

¿Cuáles son las ventajas de Invisalign First frente a otros tratamientos de ortodoncia?

La fase de ortodoncia interceptiva o funcional (niños de entre 6 y 10 años) se solía abordar con aparatos de ortodoncia funcional, que tienen una base metálica. Como los alineadores Invisalign se cambian cada cierto tiempo, el problema es mucho menor en caso de rotura o pérdida de los aparatos de ortodoncia.

Al tratarse de una ortodoncia removible que se quita para comer, los niños pueden seguir con sus hábitos de higiene dental y no es necesaria una higiene específica. Esto reduce considerablemente el riesgo de sufrir infecciones orales.

Al no existir contacto con metal, se reduce la aparición de las molestas heridas. Esto es un plus si se practica deporte, puesto que no habrá roce cuando se reciban golpes o impactos.

No es necesario que el niño tenga la dentición definitiva completa para comenzar con el tratamiento.

Se trata de una ortodoncia eficaz y rápida, que suele corregir casi todos los problemas en menos de 18 meses. Es, además, una solución muy estética a las patologías orales.

En IMUNE contamos con el material que necesitas para emprender este nuevo tratamiento. ¡Contáctanos!

No Comments

Post A Comment